Letras en línea

Tania Elizabeth Hernández Martínez
Licenciatura en Medicina Veterinaria y Zootecnia
División de Ciencias Biológicas y de la Salud

Un día llegaste sin avisar,
fue todo tan fácil que llegué a pensar
que así sería hasta el final
y que siempre serías mi persona ideal.

Hoy que te fuiste, sólo no dejo de imaginar
en dónde estás ahora y si me llegas a extrañar.
 En dónde está mi recuerdo, si es que aún existe,
o si de tu vida ya lo extinguiste.

Si arrancaste de tu corazón
esos momentos que nos colmaron de pasión,
 que nos llenaron de un gran amor
y que ahora sólo me causan dolor.

Cada día me pregunto, a dónde se fueron
esas palabras y las promesas que en mi ardieron.
¿Acaso sólo fueron falacias
que hoy sólo aumentan mis desgracias?

Sé que nunca volverás
y que mis brazos no te tendrán jamás.
Que te has ido de mi vida
y nada pude hacer ante tu partida.

Me sumerjo en el profundo sufrimiento de tu olvido
y este horrible sentimiento,
me hace lamentar todo lo que te di
y entender que nunca más quiero saber de ti.

Con el último te amo te digo adiós y me voy,
te arranco de mi corazón y te doy,
hasta donde mi alma te pueda alcanzar,
un beso que nunca nadie podrá borrar.

Adiós para siempre mi gran amor,
lleva mi corazón en tu interior.
Vuela lejos y no vuelvas jamás
porque aquí ya nada encontrarás.

1 Comment

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *