Letras en línea

Nicole Galeana Pérez
Administración
Ciencias Sociales y Humanidades

Somos jóvenes, siempre lo dicen; jóvenes que deben vivir la vida sin preocupaciones y sin miedos. Somos los mismos jóvenes a los que nos dicen: “exprésate sin miedo”, pero nos juzgan y se burlan de nosotros; somos el futuro del país, pero sin trabajo por falta de experiencia, sin oportunidades de demostrar que tenemos capacidades de cambiar nuestro mundo.

Somos la sociedad juvenil, dónde la división y la competencia prevalecen, la sociedad que busca hundir a otros para sobresalir, la sociedad que se pasa de copas y disfruta sonreír a la pantalla. Somos los que hemos aprendido a vivir con la inseguridad y el abandono, con luchas internas además de heridas emocionales; somos los jóvenes irrespetuosos por tratar de obtener equidad entre seres humanos, por decir “no” cuando nos obligan a seguir normas corruptas, por alzar la voz ante situaciones que parecen buenas, y en realidad son malas.

Imagen Canvas

La sociedad vieja, que nos rodea, es quien manda, pero aun así somos “los líderes del futuro”, los jóvenes que deben de llenar perfiles establecidos pero catalogados como innovadores.

Somos los jóvenes que caminamos entre los callejones del mundo observando, percibiendo a viva piel los contrastes del pasado, ejerciendo en el presente; además de que debemos de impulsar nuestra mentalidad juvenil a continuar con esos contrastes, suena sencillo, pero ¿por qué nos está costando seguir esa línea?, acaso es que nos hemos cansado de ver las injusticias silenciadas o nos hemos cansado de estudiar, o  de ver las preferencias de clase social, color de piel, género, edad, nacionalidad y todos los contrastes que se supone que han acabado en plena era digital, pero van de la mano con nuestro día a día.

No lo sé, quizás soy muy joven para hablar de cuáles son las cosas o situaciones que hacen que la sociedad juvenil se sienta perdida o desorientada. Soy muy joven para querer implementar un cambio o  que las personas quieran seguirme o escucharme; soy muy joven para tener razón.  Pertenezco a la generación que siempre escucha el “en mis tiempos no era así, no se hacía así,” pertenezco a  la generación que tiene máscara.

Somos los jóvenes que disfrutamos la vida en nuestras redes sociales, pero tenemos miedo de vivir.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *